Jornadas de difusión de proyectos Académicos, de Investigación y Extensión

LA AFECTACIÓN SUBJETIVA DE PROFESIONALES EN SITUACIONES DE DESASTRE
DEL DESAMPARO GENERAL AL DESAMPARO PROFESIONAL

Silvia DE RISO, Sandra ARITO, Mónica JACQUET, Laura IMBERT, Lucrecia CERINI, María Elida BENITEZ


Resumen:

El trabajo que aquí presentamos es fruto del recorrido realizado -hasta el momento- como equipo interdisciplinario de investigación que lleva adelante el Proyecto Situaciones de desastre o catástrofe: Agentes y Dispositivos de intervención (Facultad de Trabajo Social - UNER). El mismo refiere a las inundaciones producidas en la ciudad de Santa Fe (Argentina) en los años 2003 y 2007. Ambas tragedias evitables, particularmente la primera de ella que inundó a un tercio de la población, afectando a 130.000 personas, provocando 23 muertos reconocidos oficialmente (más 107 no reconocidos), pérdidas por 2.800 millones de pesos, además de las consecuencias de carácter traumático padecidas por los afectados en forma directa e indirecta; y alrededor de la cual múltiples investigaciones concluyen la necesidad de desnaturalizar lo que fue calificado inadmisiblemente como tragedia natural por los responsables políticos; y nosotros coincidimos con otros estudiosos en que particularmente esta inundación, como otras, tiene causas más políticas y sociales que naturales. Partimos de conceptualizar desastre o catástrofe según lo trabaja Stolkiner Alicia, quien lo plantea indistintamente como un acto de la naturaleza o del hombre cuya amenaza es de suficiente gravedad y magnitud para justificar asistencia de emergencia. Es decir, se rebasa la capacidad de respuesta que tiene una comunidad determinada. David Green desastre: evento calamitoso, generalmente inesperado, que causa gran daño en vidas humanas y propiedades, destruye parcialmente o totalmente la estructura social a través de la cual se interrumpe o cesa el estilo de vida y la rutina, tanto del individuo como del grupo. Menciona que uno de los fenómenos que acompaña a las personas que sufren un desastre es la sensación interna de destrucción, no únicamente la destrucción externa de lo que sucedió, la sensación de pérdida y por supuesto a través de ella el duelo; situación que tal vez pueda manejarse en el tiempo, y en alguno de los individuos una memoria voluntaria o involuntaria del evento, que los puede acompañar generalmente durante la vida según sea la intensidad y prolongación del desastre . En esta comunicación presentaremos los primeros resultados del análisis e interpretación, desde un enfoque psicosocial, del trabajo del corpus empírico constituido por el colectivo de profesionales Trabajadoras Sociales, que intervinieron desde dos instituciones estatales claves: Municipalidad de la ciudad de Santa Fe y la Secretaría de Estado de Promoción Comunitaria de la Provincia de Santa Fe. Focalizando en la afectación subjetiva de las agentes profesionales intervinientes en estas inundaciones.